Diapositivas de fotogramas, proyector de diapos y libro.

El estado de temblor (2016) indaga en la manera cómo se han observado y representando tres grandes terremotos/tsunamis ocurridos en el inicio de milenio: Costa Indica 2004 (9.1 grados), Chile 2010 (8.8 grados) y Japón 2011 (9 grados). El trabajo captura veloces fotogramas -de intencionada apariencia trémula, pixelada, difusa…- que provienen de videos caseros, prensa, películas y cámaras de vigilancia de los tres sismos; con ellos se detiene en aquella fricción producida entre experiencia y representación, en el permeable límite entre cuerpo y aparato, cuando el sujeto tiembla por el sismo, cuando la imagen tiembla por el sujeto o cuando la imagen tiembla por el sistema de control al que está sometido.

Las diapositivas se acompañan del pequeño libro Tres relatos sísmicos. Entre la experiencia y la representación que reúne tres fragmentos/ensayos que provienen de mi tesis doctoral Chile y los desastres sísmicos: reescritura de las narrativas visuales. El libro propone pensar desde la escritura crítica con algunas de las imágenes proyectadas.